La depilación permanente con luz pulsada

La depilación permanente con luz pulsada
Posted in: Hair Removal

La depilación permanente con luz pulsada

Se diferencia de la depilación con láser en que la depilación con luz pulsada puede aplicarse sobre cualquier tipo de piel y para eliminar cualquier tipo de vello. Aunque conviene aclarar que los mejores resultados se obtienen cuando se trata de pelo oscuro sobre piel clara. En otros casos, el vello se debilita bastante pero no llega a desaparecer por completo.

Otra ventaja sobre la depilación láser y otros métodos tradicionales es que la depilación con luz pulsada es apta para cualquier zona del cuerpo. Además, a diferencia de los otros sistemas, es totalmente indolora.

La depilación con luz pulsada también es muy segura. La piel no llega a calentarse tanto como con el láser, por lo que no hay riesgo de quemaduras. También hay que tener en cuenta que el área de aplicación es mayor, por lo que cada sesión se acorta considerablemente, con iguales resultados.

¿Qué debo saber antes de aplicar la IPL?

Antes de empezar un tratamiento permanente con luz pulsada, debes tener en cuenta algunos consejos, en parte por seguridad, pero sobre todo para que puedas obtener los resultados que deseas.

Mejor con vello

Para que la luz pulsada funcione, es recomendable que haya vello. Tienes varias opciones. Si sueles depilarte con cera o con una maquinilla eléctrica de las que sacan el pelo de raíz, deja pasar al menos tres semanas antes de aplicar la IPL. Otra opción es afeitar la zona que vayas a tratar con una cuchilla un par de días antes del tratamiento. Puedes dejar que el vello tenga 2 o 3 milímetros, aunque no es necesario que se vea (basta con que haya pelo en el folículo). Si no te gustan las cuchillas, puedes utilizar una crema depilatoria.

De 6 a 10 sesiones

No hay una fórmula matemática para calcular cuántas sesiones vas a necesitar. Según el tipo de pelo y el color de la piel, el número puede ser mayor o menor. Lo habitual es que no sean menos de 5 ni más de 12, aunque algunas personas pueden necesitar sesiones “de recuerdo” meses, incluso años, después de terminado el tratamiento.

De todas formas, lo más importante es respetar los periodos de descanso y completar el número de sesiones recomendado. Muchas mujeres abandonan los tratamientos demasiado pronto, ya que empiezan a ver resultados desde las primeras sesiones y piensan que no es necesario hacer más. Es un error. El vello no crece todo a la vez y hay que respetar los tiempos de crecimiento para poder eliminarlo por completo.

¿Qué resultados puedo esperar de la depilación con luz pulsada?

Tal vez te preguntes si se trata de un método permanente. Aunque no todos los casos son iguales, lo normal es que el vello desaparezca al menos en un 80 %. Todo depende de la zona de que se trate, del tipo de piel y del grosor del pelo. De todas formas, el pelo que pueda aparecer tras el tratamiento con luz pulsada es sensiblemente más fino y más claro que antes, debido a la paulatina desaparición de los folículos pilosos.

No obstante, un factor a tener en cuenta es que no todas las zonas del cuerpo son iguales. Por ejemplo, en el rostro femenino y en el pecho, abdomen o espalda de los hombres es habitual tener que someterse a sesiones de mantenimiento durante años si se quiere ver la zona permanentemente libre de vello. En las axilas, las piernas y la línea del bikini, sin embargo, los resultados son más efectivos.

Otro factor importante es la edad. Desgraciadamente, aún no existe ningún método eficaz para eliminar el vello canoso definitivamente. Esto se debe a que carece de melanina, que es la sustancia sobre la que actúa la luz pulsada.

¿Es un método seguro?

Tomando las debidas precauciones, sí. A saber: la exposición solar está totalmente contraindicada en las dos semanas anteriores y posteriores a cada sesión.

También debes tener cuidado de aplicar la luz pulsada sobre la piel limpia. La interacción con restos de desodorantes u otros cosméticos puede causar la aparición de manchas en la piel.

Por lo demás, los pulsos de luz no producen quemaduras. El ligero enrojecimiento que se produce como consecuencia del fogonazo se pasa en pocos minutos y no es nada doloroso.

La depilación permanente con luz pulsada es un método seguro y eficaz. Si te interesa, puedes probarlo en un salón de belleza o en la comodidad de tu hogar. Ahora es posible gracias a dispositivos domésticos como los que puedes encontrar en Silk’n.

 

 

5 years ago
Back to top